Captura de pantalla 2014-05-02 a la(s) 15.23.21

Claudio Agostini González
Presidente del Directorio
Puerto de Iquique

Sin duda el hito más importante de 2015, y probablemente también en la historia del Puerto de Iquique, fue el inicio de las obras de recuperación y mejoramiento del Terminal Nº1 Molo. El proyecto de reconstrucción del Molo, que involucra la mayor inversión ejecutada por una empresa portuaria estatal en Chile, ha implicado un desafío importante para poder cumplir con dos objetivos simultáneos: entregar la mejor solución técnico-económica y hacerlo en el menor plazo posible. La empresa ha enfrentado con profesionalismo y transparencia este enorme desafío. Ello ha requerido un esfuerzo mayor de cada una de las personas que trabajan en Empresa Portuaria Iquique, quienes han mostrado su compromiso con el puerto y con Iquique para sacar esta tarea adelante a pesar de muchas críticas que en lo personal me parecen injustas o interesadas. Si bien aún queda camino por recorrer, hoy estamos orgullosos de nuestros logros.

El resultado de este proceso refleja que EPI ha estado a la altura del desafío y, tal como se comprometió luego de los terremotos de 2014, a fines de 2016 el puerto recibirá la primera nave post terremotos. Es importante destacar que las naves recalarán en un nuevo terminal, completamente antisísmico, en proceso de aumentar su profundidad y de realizar los estudios que permitirán desarrollar su futura extensión. Es así como al final del proyecto, el Puerto de Iquique no sólo estará completamente reconstruido y operativo, sino que será un mucho mejor puerto que el que existía antes de los terremotos. Hoy, nuevamente, EPI reafirma su compromiso con la recuperación y mejoramiento del Molo.

En paralelo a las tareas en el Terminal Nº1, durante 2015 EPI continuó trabajando para tener una mejor infraestructura que permita un mejor funcionamiento integral del puerto y los servicios que se prestan. Para ello se construyó un nuevo portal de acceso y su respectivo sistema de control de carga, a lo que se sumó la habilitación de nuevas áreas de respaldo.

Adicionalmente, EPI implementó una nueva Política de Gestión Integrada con enfoque de género, en el marco de la implementación de la Norma Chilena NCh 3262 de Igualdad de Género y Conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Sumado a este hito, durante 2015 se lanzó la Política de Sustentabilidad con el fin de potenciar las acciones que ya ejecuta EPI y vislumbrar nuevos focos de desarrollo de valor compartido con los actores relevantes del puerto. De esta forma, hemos buscado que la comunidad y el puerto se desarrollen en forma armónica, integrados en un crecimiento pleno y equilibrado.

A pesar de todas las dificultades enfrentadas post-terremotos, el 2015 fue un año de logros, desde las obras de reconstrucción, el mejoramiento de la infraestructura, hasta la gestión interna y la vinculación con los diversos actores del sistema logístico-portuario.

Más allá de la reconstrucción, el puerto presenta desafíos futuros importantes. La transferencia de carga disminuyó y, más allá de los efectos que provienen de la situación económica mundial, hay impactos específicos que son de la región y que deben analizarse en detalle y enfrentarse en el corto plazo para no perder competitividad frente a otros puertos. Para ello se requiere avanzar en una cadena logística ágil, con mejores prestaciones y tarifas que reflejen una buena y sana competencia intraportuaria. De este modo, Iquique será un puerto más competitivo para todos sus clientes.